Todos necesitamos un respiro



Este es el primer post de dos viajes divertidisimos que tuve la semana pasada, uno más distinto que otro.

Empecemos..

Este sin duda fue un viaje de excesos y diversión, creo que si logré dormir 5 horas seguidas durante los tres días que pasé fuera de casa fue mucho, la pasé muy bien y no saben cuánto extrañaba la playa. En Venezuela tampoco vivía muy cerca del mar, pero al menos una vez al mes me escapaba con mis amigos a la playa más cercana. 

Sé que no miento cuando afirmo que esta playa es un paraíso para la mala conducta, donde lo que más hice fue bailar salsa, lo hice sola por supuesto, como mala bailarina que soy. 

Pasar todos tus días justo en medio de la ciudad, entre tanta cotidianidad del trabajo, hacen que sea increíblemente divertido recurrir a este tipo de viajes. Sin duda alguna, disfrutar del sol, la arena y el agua de mar son de las mejores cosas que se pueden experimentar e incluso son capaces de curar cualquier mal o preocupación.

Pero lo más rico de todo fue llegar a DF y enterarme de que tendría que viajar otra vez, así que desarmé una maleta y enseguida armé otra para uno de los viajes más especiales que he tenido en mi vida, en la selva mexicana. Pero ya les contaré en el próximo post. 

Con respecto a cómo me preparé para el viaje a la playa, les cuento que apenas a una semana del viaje, me pasó lo peor que le puedo pasar a una mujer, me di cuenta que había dejado todos mis trajes de baño en Venezuela y el paquete que me enviaron con ellos se retrasó horrible, por lo que salí de emergencia a comprar uno y lo usé los dos días. Lo único que hice fue cambiar los complementos y así sentir que usaba uno diferente jaja! 

Traje de baño: Pull & Bear / Sombrero: Aldo / Camisa: Zara / Sandalias: Random 














March inspiration






Había olvidado por completo los posts de inspiración que estaba acostumbrada a publicar a principio de mes. Mucho de mi olvido se debe a que mi creatividad ha incrementado y mi inspiración no ha estado mucho en el 2.0 sino en vivir experiencias.

¡Pero he decidido que es hora de retomarlo!

Las últimos semanas han sido increíbles, de verdad que esta experiencia cobra vida cada vez que pasan los días, es un alivio porque al principio todo era incertidumbre y miedo. He aprendido que ver y escuchar te enseña más que preguntar,  cosa que me costaba muchísimo. Buscaba las respuestas por doquier, sin saber que era más sencillo y acertado esperar por ellas. 

Me encontré con este texto de Osho que realmente me cayó como anillo al dedo, comparto con ustedes un extracto para  como yo, se nutran.



¿Es importante tener algún tipo de actitud ante la vida? 

No sólo no es importante, sino que es peligroso tener cualquier actitud respecto a la vida. ¿Por qué no permitir que la vida baile su danza, cante su canción, sin ninguna expectativa? ¿Por qué no podemos vivir sin expectativas? ¿Por qué no podemos ver la vida tal como es en su pureza? ¿Por qué tenemos que imponernos a ella? Y nadie saldrá perdiendo. Si tratas de imponerte a la vida, sólo tú serás el perdedor. 

Es mejor no ponerle etiquetas a la vida, es mejor no darle una estructura, es mejor dejarla abierta sin final, es mejor no clasificarla, no etiquetarla. Tendrás una experiencia mucho más bella de las cosas, tendrás una experiencia más cósmica de las cosas, porque las cosas no están realmente divididas. La Existencia es un todo orgásmico, es una unidad orgánica. La hoja más pequeña de hierba, la más pequeña de las hojas de un pobre árbol, es tan importante como la más grande de las estrellas.

Osho -.

















Fashion Week México.




¡Volví! Después de casi dos semanas de intermitencia, retomo el blog y es que la verdad he estado viajando durante los últimos días, viajes increíbles que ya muero por contarles. Pero, por lo pronto, tenía este post del fashion week guardado y quise compartirlo en primera instancia. 

Sólo pude ir un día, esa semana estuve a tope y ya casi en la recta final, el penúltimo para ser precisos, logré animarme y decidí darme una pasada. Fuí a dos desfiles, uno masculino y otro femenino, no recuero el nombre de los diseñadores. Aunque debo admitir que la propuesta masculina no fue para nada mi favorita, no sentí que se tratara de una propuesta concreta, fue más bien como jugar con varias tendencias, sin llegar a nada nuevo.

A diferencia del anterior, el desfile femenino me pareció hermoso, las espaldas son mi delirio y esta colección tuvo muchísimo de eso. Brillo, texturas y transparencias todo ultra femenino y delicado, sin llegar a ser demasiado cursi. 

En casi todos los fashion week reina el streetstyle y esta vez no vi mucho de eso, salvo por un par de personas que iban muy originales paseando por el lobby, de resto sentí que la gente fue muy cerrada en la manera de vestir y más que asistir a un evento de moda, sentí que iban vestidos como invitados a la boda de un familiar.
















Rituales de fin de semana



Esta semana ha sido una locura y lo raro de todo, es que no ha sido por trabajo... El fashion week empezó el lunes y aunque mi plan era cubrirlo todo, no pude o tal vez no quise, la verdad es que poco a poco se me fueron quitando las ganas y tuve muchísimas cosas que hacer de mi vida normal. Me tomé la semana para ir a un par de castings, pero sobre todo, para salir con amigos o hacer diligencias que tenía pendientes. 

Apenas hoy decidí pasar un rato por el Fashion Week y ver cómo era todo acá, fue lindo, pero la verdad es que esperaba muchísimo más, de todos modos les contaré todo en el post que corresponde. 

Mañana parto por unos días fuera del DF a despejar la mente, pero antes quería subir este post que, literalmente, tiene semanas guardado. 

Les cuento; una de las cosas que más amo de vivir acá es poder andar en bici por doquier, puedo contar con una mano las veces que me he montado en taxi, uso muchísimo el transporte público y la bici, incluso podría decir que la bici es mi todo jaja!

Los domingos cierran una calle súper larga de acá, sólo para que la gente maneje sus bicicletas, ande en patines o trote, son cerca de 26 kilometros y aunque suene mucho, una vez que te pones tus audífonos, olvidas  lo mucho que has manejado. Yo intento hacerlo todos los domingos pero sólo ésta vez en particular me  he llevado la cámara, el resto de los días me gusta despejarme de todo, olvidar el celular e intento no hablar durante el trayecto.

Cuando vives fuera de tu país, lejos de la gente que quieres, te encuentras con días que pueden ser muy difíciles y para mí, los domingos son demasiado sensibles, ya que en Venezuela solía  pasar esos días en mi casa y se los dedicaba de lleno a mis padres o a mi cuarto. Simplemente no salía a ninguna parte y no tocaba la pc, era casi un ritual siempre comer comida de mama y estar en pijamas todo el día, acá es totalmente diferente, sino hago algo puede ser fatal jaja!

Estaré ausente por el fin de semana pero la próxima semana les traeré muchos posts. 

Besos grandes y gracias por siempre leerme.

Antes de olvidarlo, he decidido reactivar mi página de preguntas, muchas veces me preguntan cosas en twitter o instagram y no siempre logro contestarlas, con esta página prometo ser constante y responder todas sus dudas, sólo espero no sean irrespetuosas.  Link acá


En fin, feliz fin de semana!